100 años de la Revolución Rusa

cine

100 años de la Revolución Rusa

Imagen 1440

Al cumplirse un siglo del alzamiento de la revolución bolchevique en Rusia, este ciclo revisa la manera en que el cine en ese país y en Estados Unidos, construyeron históricamente estos hechos y sus secuelas inmediatas. La muestra cuenta con el apoyo del Centro de Ciencia y Cultura de Rusia. Miércoles 4 de oct, 19 hrs. Charla abierta: La estética del cine en la Revolución.

Fechas: 4 al 14 de octubre 2017
Horario: Mi a do, a las 15.30 y 19 hrs. Sá, 19 hrs.
Lugar: Sala de cine
Entrada: Mi a Vi, entrada liberada. Sá y do, $3.000.
Convenios: 2x1: Grupo Cine UC, Comunidad de la UC, Club La Tercera.

 

  • La huida, de Alexsandr Alov y Vladimir Naumov (URSS, 1971, 95')
    Miércoles 4 de oct., 15.30 hrs. La derrota del Ejército blanco al final de los primeros cuatro años de Revolución generó la emigración masiva de las clases altas y de la nobleza rusas. Esta cinta se centra en lo que ocurre en la región de Crimea, desde donde los llamados “Rusos blancos” parten hacia sitios como Constantinopla y París. El centro del filme es la mirada que sobre ese hecho tiene un grupo de generales aristócratas.
  • Charla abierta: El cine frente a la Revolución Rusa + Proyección de El acorazado Potemkin, de Sergei M. Eisenstein (URSS, 1925, 75')
    Miércoles 4 de oct., 19 hrs. No es necesario ahondar demasiado en la relevancia capital de este filme que Eisenstein rodó como parte de un ciclo de obras encomendadas por el estado soviético a diversos cineastas para conmemorar el año 1905, momento clave en los preámbulos del bolchevismo. Lo más interesante es la constatación del breve tiempo en que su autor constituyó una estética fílmica aún más vanguardista que la revolución que la impulsó ideológicamente. Todavía hoy, en términos visuales y rítmicos, sigue siendo admirable a pesar de que el sonoro terminaría por imponer, para el cine mundial y también para el arte soviético, caminos muy diferentes.
  • Octubre: Diez días que estremecieron al mundo, de Sergei M. Eisenstein (URSS, 1928, 142')
    Jueves 5 de oct., 9 19 hrs. Más ambiciosa que El acorazado Potemkin, Octubre fue la primera obra de Eisenstein en la que comenzó a sentirse el peso del estado por sobre el artista y la obra fue censurada en su metraje original para eliminar las apariciones de Trotsky, lo que le restó cerca de un cuarto de su extensión. Pese a esto y al protagonismo de los líderes de la revolución, entre ellos el propio Lenin, el centro dramático de este filme es el pueblo y la masa en tanto gesta heroica popular y anónima que el director convirtió en un prodigio de composición visual. Su filmación requirió 11 mil extras.
  • El cuarenta y uno, de Grigoriy Chukhray (URSS, 1956, 88')
    Viernes 6 de oct., 19 hrs. A Chukhray el cine le debe uno de los pocos puntos altos del realismo socialista, La balada del soldado, realizada en 1959. Rodado en color, este filme es el primero en su filmografía y en él recrea la relación entre una francotiradora del Ejército rojo y un soldado del Ejército blanco durante los primeros tiempos de la revolución. Por sobre las consideraciones históricas, el filme se enmarca en la relación prohibida entre ambos jóvenes que Chukhray aborda con cierta candidez pero con su intensidad romántica habitual.
  • Reds, de Warren Beatty (EE.UU., 1981, 195')
    Sábado 7 de oct., 19 hrs. Este filme fue el proyecto más ambicioso del actor Warren Beatty, que debutó con él en la dirección en solitario. El relato se centra en la figura del periodista estadounidense John Reed, célebre por su registro de la Revolución de 1917 que quedó plasmada en su libro 10 días que estremecieron al mundo, publicado en 1919. Beatty construye al personaje como una personalidad esencialmente contradictoria, en parte porque el filme está construido a partir de diversos testimonios. Más allá de eso y de la inmensa ambición en su puesta en escena, Reds sobrevive hoy como una crónica trágica sobre la constitución de la izquierda en Estados Unidos.
  • Nicolás y Alejandra, de Franklin J. Shaffner (EE.UU., 1971, 183')
    Domingo 8 de oct., 19 hrs. Este filme de Shaffner, que ya había alcanzado la gloria con su revisión de la figura de Patton en 1970, volvió a la construcción histórica que aquí registra la intimidad del Zar Nicolás II y la ineptitud para afrontar la guerra y la situación económica de su país. Shaffner intenta acercarse a la dimensión íntima de su personaje, en función de sus debilidades e inseguridades, pero son los aspectos formales y externos del relato lo que termina siendo más relevante.
  • Dauria, de Viktor Tregubovich (URSS, 1972, 182')
    Jueves 12 de oct., 15.30 hrs. Este drama recrea la forma en que tanto la Primera Guerra Mundial como la Revolución Rusa afectan y fracturan a una familia cosaca instalada en una pequeña villa cerca de los Balcanes. En términos ideológicos Dauria es el drama de un hijo que se distancia de su padre por sus visiones opuestas sobre la revolución, pero también por un desencuentro amoroso que termina siendo más importante.
  • Taurus, de Aleksandr Sokurov (Rusia, 2001, 104')
    Jueves 12 de oct., 19 hrs. Sokurov es sin duda el gran heredero del legado estético y espiritual de Andrei Tarkovsky. Su cine se ha centrado en el análisis de la hegemonía cultural europea y de ahí han surgido obras como El arca rusa o la reciente Francofonía. Taurus es el segundo filme de su trilogía sobre los líderes europeos, iniciada en 1999 con Moloch, y narra la visita que en 1923 Stalin realiza a Lenin cuando éste se encuentra en parte moribundo y crítico del curso tomado por la Revolución.
  • Vassa, de Gleb Panfilov (URSS, 1983, 144')
    Viernes 13 de oct., 15.30 hrs. Este es uno de los célebres filmes de este cineasta hoy algo olvidado que saltó desde el teatro al cine a comienzos de los ochenta. Dueño de una obra enraizada en la escena teatral, como lo confirma su adaptación de Hamlet en 1989, Panfilov adaptó en Vassa una obra teatral de Gorki que situó en los años inmediatamente previos a la Revolución para dar cuenta de las intrigas afectivas y de poder al interior de un clan aristocrático.
  • Amigo entre enemigos, de Nikita Mikhalkov (URSS, 1974, 92')
    Viernes 13 de oct., 19 hrs. Uno de los primeros filmes relevantes de Mikhalkov -realizado antes de obras como Pieza inconclusa para piano mecánico-, se centra en el enfrentamiento entre el Ejército rojo y el Ejército blanco, pero con un foco en las miserias y grandezas de un puñado de pequeños personajes. Como en los mejores momentos de su director, el filme delinea trazos certeros de conductas y también de las distintas éticas frente al conflicto y entrega en esa descripción ciertos tintes de comedia que enriquecen el relato.
  • Dr. Zhivago, de David Lean (EE.UU., 1965, 197’)
    Domingo 8 de oct., 15.30 hrs./ Sábado 14 de oct., 19 hrs. Probablemente el filme más exitoso de David Lean fue también una de las visiones más sesgadas que el cine estadounidense ha dado a la Revolución rusa. Sin embargo, en su dimensión afectiva la película tiene el aliento de una saga marcada por la fatalidad del destino, pero también es un fresco épico que da cuenta de los estragos del alzamiento bolchevique y de la historia de Rusia desde 1902 hasta 1928.