Joaquín Gandarillas infante

Cartelera

  • 29 agosto 2017 al 26 enero 2018.
    Inmaculada

    Muestra de pinturas coloniales de la Inmaculada rodeada de sus símbolos de pureza y perfección.

Inmaculada

Imagen 1440

       La vocación mariana de América Latina y de Chile, con hondas raíces en los periodos del Descubrimiento, la Conquista y la Evangelización de estos territorios, reconoce en las pinturas de la Inmaculada Concepción una de sus expresiones estéticamente más bellas y complejas desde el punto de vista teológico. 
       En medio de sus símbolos de pureza y perfección, y venciendo emblemáticamente al demonio, esta representación de María como Inmaculada  constituye una síntesis doctrinal y pedagógica, cuyo significado atañe no solo al proceso pastoral de la Iglesia, sino a la revalorización de la mujer, anteriormente denigrada en la temprana cultura occidental cristiana, y a las orientaciones mismas de la política española en relación al protestantismo y a la sede vaticana.
       Las valiosas imágenes pictóricas de la colección Gandarillas sobre la Inmaculada, realizadas principalmente en el Cuzco durante los siglos XVII y XVIII, y que se exponen por primera vez, visualizan eficazmente este misterio, motivan la devoción y sustentan esta causa religioso-política de la monarquía católica de los Austria y después de los Borbones españoles. Para gobernantes y gobernados, la pureza y perfección de María desde el momento mismo de su concepción se considera un precepto clave del catolicismo posterior al Concilio de Trento y que debe nutrir la predicación de los misioneros americanos. Esta defensa de la tesis “inmaculista” por España y América es el preludio y la efectiva preparación a la declaración del dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen por el Papa Pío IX en 1854. 
       En un contexto de acendrada devoción, representaciones marianas como éstas atraen a y penetran en las comunidades locales, dando nombre a iglesias capillas, santuarios, cofradías y lugar a esplendorosas fiestas, que aún tienen vigencia en nuestro país, como es la celebración de la Inmaculada el día 8 de diciembre en el Santuario de Lo Vásquez, que atrae cada año a cerca de un millón de peregrinos.
       Con esta octava muestra, la Universidad Católica ha querido celebrar la perfección y belleza de María a través del discurso visual de la pintura Sur andina, donde Ella, y a través suyo la mujer, resulta ennoblecida, exaltada, renovada. 
       En estos días en que se cumplen 50 años de la Reforma Universitaria, que inició un período de mayor complejidad en la acción y misión de la Universidad Católica, aportes a la cultura nacional como el que hoy presentamos son un claro testimonio de la vocación pública de la Universidad y de nuestro compromiso con la sociedad, los que llevamos a cabo en trabajo conjunto con instituciones tan valiosas para el conocimiento y difusión de la religiosidad y cultura nacionales y latinoamericanas,  como la Fundación Joaquín Gandarillas Infante. 
 

Fechas: 29 agosto 2017 al 26 enero 2018.
Horario: Lunes a sábado, 10 a 20 hrs.
Lugar: Sala Joaquín Gandarillas.
Entrada: Entrada liberada.
Convenios: n/a